El papel de los noticieros de televisión en la cobertura de noticias sobre violencia de género

Según el informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), durante el 2016, el 68,2% de las mujeres en Perú fue víctima de violencia psicológica, física y sexual; y tan sólo esta última semana, los medios nos han mostrado los casos de tres feminicidios y tres abusos físicos contra mujeres que las han dejado heridas de gravedad.

La violencia de género es una dura realidad para las mujeres peruanas y, a raíz del fenómeno #NiUnaMenos que en agosto pasado movilizó a millones de personas en todo el país, es un tema que se ha posicionado (por fin) en la agenda mediática. Sin embargo, cabe preguntamos si, a pesar de la relevancia social y política de esta problemática, el tratamiento noticioso es uno que permita no sólo reflejarla en toda la complejidad de sus dimensiones, sino también contribuir a hacerle frente.

Esa fue la motivación que propició el segundo proceso de monitoreo del Observatorio Universitario de Medios (OUM), iniciativa gestada desde la Fundación Gustavo Mohme Llona y la Escuela de Periodismo de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (UARM), cuyo informe del papel de los noticieros de televisión en la cobertura de noticias sobre violencia de género fue presentado este jueves 1° de junio.

 

Stella Mohme, presidenta de la Fundación Mohme, durante la presentación del Informe del OUM de la cobertura periodística sobre violencia de género

 

“El tema elegido en esta ocasión es de suma relevancia ya que en nuestra sociedad la violencia de género está naturalizada en el marco de un sistema cultural patriarcal. Esta última semana hemos sido testigos del grado de violencia hacia la mujer al que ha llegado nuestra sociedad, lo cual nos hace pensar en la violencia de género como una enfermedad social que hay que tratar urgentemente”, expresó Stella Mohme, presidenta de la Fundación Mohme, en la presentación.

El OUM se encargó de observar durante dos semanas (del 10 al 21 de octubre de 2016) los noticieros centrales y matutinos de Frecuencia Latina, América Televisión, Andina de Televisión (ATV) y Canal N, enfocándose en la cobertura de noticias sobre violencia de género, así como en los roles atribuidos a las mujeres en la narrativa construida por dichos espacios televisivos.

“Hay una ideología, lamentablemente imperante en nuestra sociedad, que asume la superioridad del género masculino, y que al hacerlo no sólo legitima la violencia física, sexual y psicológica hacia las mujeres, sino que también la poca relevancia otorgada a las mujeres en los espacios públicos. Y esto es algo que se ha visto claramente en el observatorio”, comentó Paul Maquet, docente de la UARM y parte del equipo académico impulsor del OUM, al presentar algunos de los resultados de la observación.

En efecto, según el informe, únicamente un 13% de noticias, de un total de 784, trataron de una mujer o grupo de mujeres, mientras que el 47% tuvo como protagonistas principales a un hombre o grupo de hombres. El resto fue sobre temas en los que no era posible identificar a una persona o grupo de personas como protagonistas, o que tuvo como actores principales a ambos sexos de manera equitativa.

 

Milagros Olivera, estudiante de periodismo de la UARM y parte del equipo de observación universitario

 

“No existe perspectiva de género en el tratamiento informativo. Así como no hay equidad en el protagonismo de hombres y mujeres en las noticias en general, tampoco se ha desarrollado un tratamiento adecuado de la noticia sobre violencia de género, ya que la tendencia es la de exacerbar la situación de la víctima sin profundizar en esta problemática social”, señaló Virna Valdivia, parte del equipo académico del OUM.

Al respecto, el informe del OUM señala que la mayoría de noticias sobre violencia de género corresponde al formato de notas informativas, al señalar que no hay un grado apropiado de profundización, análisis ni contextualización de los hechos. De hecho, sostiene que un 25.9% de este tipo de noticias incluso mantiene un enfoque noticioso sensacionalista.

“Hay una herencia muy clara de la época de los 90, donde proliferó el periodismo amarillista de tabloides, cuyo tratamiento noticioso continúa revictimizando a las mujeres afectadas por la violencia machista y reforzando prejuicios sobre roles de género”, comentó Milagros Olivera, feminista y estudiante de periodismo de la UARM que participó del proceso de observación.

La presentación de este informe tiene como objetivo contribuir al desarrollo de un sentido crítico sobre los contenidos periodísticos, tanto dentro de los medios como en la ciudadanía en general. Por ello, el informe ha sido ya publicado y puesto a disposición del público en internet a través de la página web del OUM.